Tribunal de Oaxaca deja libre a policía que disparó en la cabeza a Alexander, futbolista de 16 años

Según la Fiscalía de Oaxaca, aunque se aportaron las pruebas suficientes, el presunto responsable quedó en libertad luego de que dos de tres jueces desestimaran esas pruebas

El Tribunal de Enjuiciamiento de la Región Cuenca, perteneciente al Tribunal Superior de Justicia del Estado de Oaxaca, absolvió y dejó en libertad al policía municipal de Acatlán de Pérez Figueroa, quien fue imputado por el homicidio calificado de Alexander M. G., el joven futbolista de 16 años asesinado de un tiro en la cabeza cuando salió con sus amigos a comprar refrescos a una tienda.

De acuerdo con la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), a pesar de que se aportaron las pruebas suficientes para probar la responsabilidad en la comisión de este delito, este viernes 25 de marzo el presunto responsable de disparar a quema ropa a la cabeza del joven quedó en libertad, luego que dos de los tres jueces del Tribunal de Enjuiciamiento desestimaran las pruebas en su contra.

Ante ello, la instancia de procuración de justicia lamentó el fallo e informó que impugnará la resolución del Tribunal de Enjuiciamiento “para que las víctimas tengan acceso a la justicia”.

A Alexander lo asesinaron la noche del 9 de junio de 2020 de un disparo en la cabeza en la comunidad de Vicente Camalote de este municipio ubicado en la zona norte del estado, en los límites con Veracruz. Según la carpeta de investigación 18130/FCUE/ACATLAN/2020 el homicidio ocurrió alrededor de las 22:30 horas, en la calle de Álvaro Obregón, un cruce que conecta con la carretera El Amate-Acatlán de Pérez Figueroa.

El joven y un grupo de amigos regresaban en motocicleta de comprar refrescos para celebrar el cumpleaños de uno de ellos, cuando la patrulla con 023 de la policía municipal les cerró el paso y con disparos lesionaron directamente en la cabeza a Alexander y a otro adolescente.

Chander, como le decían de cariño al adolescente, también contaba con la nacionalidad estadounidense y ya militaba en la tercera división de la Liga MX de futbol, pues tenía aspiraciones de convertirse en futbolista profesional. Fue por eso que su féretro fue despedido por sus amigos con un último gol, en una cancha de futbol, y con un cortejo de globos blancos y reclamos de justicia.

Pero el acceso a la verdad y a la justicia ha estado plagado de obstáculos y violaciones a los derechos humanos para la familia de Alexander desde el principio. Así lo ha expresado la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), órgano autónomo que determinó que su asesinato, ocasionado por un disparo que salió del arma de un policía municipa, debe considerarse como una ejecución sumaria y extrajudicial.

Lo anterior quedó plasmado por la DDHPO en la Recomendación con folio 01/202, emitida por la “Violencia Policial que constituyó ejecución arbitraria de la vida, uso ilegal de la fuerza y la posterior falta de acceso a la verdad y la justicia”, donde se estipula, además, que la Fiscalía de Oaxaca, entonces encabezada por Rubén Vasconcelos Méndez, violó derechos humanos de la familia del joven.

“Derivado de la investigación del presente caso se violaron los siguientes derechos humanos: a la integridad personal, por el uso ilegal de la fuerza; a la vida, por ejecución arbitraria y a la verdad, por no realizarse una investigación seria, imparcial y efectiva” dio a conocer entonces Bernardo Rodríguez Alamilla, el ómbudsman oaxaqueño.

Este viernes, tras ser liberado el policía municipal de Acatlán de Pérez Figuera, el único imputado por el crimen, la Fiscalía de Oaxaca, ahora con Arturo Peimbert Calvo al frente, aseguró que “desde el momento en que la actual administración de la FGEO tomó conocimiento del caso, se trabajó de manera oportuna y en estricto apego a la ley para aportar las pruebas suficientes contra el imputado”.

Aseguró que se hicieron estudios periciales que revelaron la mecánica de los hechos la cual sugiere la responsabilidad de quien accionó el arma homicida. Y aseguró que el Tribunal de Enjuiciamiento de la Región de la Cuenca “desatendió las contradicciones en las declaraciones hechas por los policías municipales que estuvieron presentes el día del homicidio”.

La Fiscalía también acusó que el Tribunal “mostró parcialidad al analizar solamente la versión de los policías municipales de Acatlán de Pérez Figueroa, sin tomar en consideración la versión de los testigos presenciales”.

Por ello informó que tras esta resolución del Tribunal de Enjuiciamiento, la Fiscalía de Oaxaca “apelará la absolución de la persona imputada para que las instancias pertinentes revisen la actuación deficiente y contra Derecho de los jueces”.

Con estas acciones legales, dijo en un comunicado, la FGEO “busca llegar a la verdad para fincar responsabilidades contra quien resulte responsable de este delito para que no quede en la impunidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *