OMS lanzó alerta sanitaria por hepatitis infantil de origen desconocido

Dinamarca, Irlanda, Holanda, España y Reino Unido han reportado casos de hepatitis infantil de origen desconocido, por lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó alerta sanitaria internacional.

La OMS dijo que, aunque ha habido un incremento de adenovirus en Gran Bretaña, que se propagan al mismo tiempo que el covid-19, su posible papel en los casos de hepatitis no está claro.

Esto luego de que algunos de los menores dieron positivo al coronavirus, pero la OMS consideró que es necesario hacer un análisis genético del virus para determinar si los casos están relacionados.

Asimismo, aseguró que no se había encontrado ninguna otra relación entre los casos británicos y que ninguno de ellos había viajado recientemente al extranjero.

or lo pronto, están realizando pruebas de laboratorio para determinar si la causa podía ser una sustancia química o una toxina.

Para la OMS, dado el incremento de los casos en el último mes y el aumento de la vigilancia, era “muy probable” que se detecten más casos antes de que se identifique la causa del brote.

En Irlanda hay, al menos, cinco posibles casos, así como otros tres confirmados en España entre niños de 12 a 13 años. Los niños, de edades comprendidas entre los dos y los siete años, proceden de Madrid, Aragón y Castilla-La Mancha y están ingresados en el Hospital La Paz de la capital. Los tres evolucionan de manera favorable, aunque uno de ellos ha requerido un trasplante hepático.

La misteriosa enfermedad hepática se identificó por primera vez en Gran Bretaña, y los casos se propagan por Europa y Estados Unidos.

La semana pasada, funcionarios británicos reportaron 74 casos de hepatitis, o inflamación del hígado, detectados en niños desde enero. En la mayoría de los casos no se detectaron los virus que suelen causar la hepatitis infecciosa, y científicos y doctores consideran otras posibles fuentes, incluyendo el covid-19, otros virus y factores medioambientales, publicaron medios internacionales.

En un comunicado, los Centros Europeos para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC) dijeron que se habían identificado casos adicionales de hepatitis en Dinamarca, Irlanda, Holanda y España, pero no dieron una cifra exacta.

Apuntaron que funcionarios estadounidenses hallaron nueve casos de hepatitis aguda en Alabama, Estados Unidos, en niños de entre 1 y 6 años.

“La hepatitis leve es muy habitual en niños tras una serie de infecciones virales, pero lo que se está viendo ahora es muy diferente”, señaló el profesor de enfermedades infecciosas en el Imperial College de Londres, Graham Cooke.

Cooke no estaba convencido de que el COVID-19 fuese la causa porque, dijo: “si la hepatitis fuese consecuencia de covid-19, sería sorprendente no verla más ampliamente distribuida por todo el país dada la alta incidencia de (coronavirus) en este momento. En la actualidad, la causa exacta de la hepatitis en estos niños sigue siendo desconocida”, afirmó.

Otros científicos británicos habían dicho que una de las causas que están investigando son los adenovirus, una familia de virus comunes que suelen ser responsables de enfermedades como conjuntivitis, dolor de garganta o diarrea.

Esta opinión se intensificó cuando las autoridades estadounidenses señalaron que nueve niños que dieron positivo en hepatitis aguda en Alabama arrojaron también positivo por adenovirus.

No obstante, algunos doctores dijeron que los adenovirus son tan comunes en niños que el mero hecho de encontrarlos en los pacientes con hepatitis no significa que sean los responsables de esa dolencia.

Por su parte, las autoridades sanitarias británicas descartaron cualquier relación con las vacunas contra el covid-19 alegando que ninguno de los afectados estaba inmunizado. En el Reino Unido hay 70 casos confirmados.

De acuerdo con los detalles del ECDC, se desconoce por ahora la causa de estas infecciones, ya que los virus comunes que causan la hepatitis (virus de la hepatitis A, B, C, D y E) no se han hallado en ninguno de los casos.

Las primeras investigaciones descartan que la enfermedad esté relacionada con la vacunación de covid-19, porque muchos de los afectados tienen menos de cinco años y no han sido vacunados.

Las autoridades sanitarias recomiendan como principal medida preventiva el lavado frecuente de las manos, cubrirse al toser con la parte interior del codo y emplear pañuelos desechables. Además, aconsejan consultar con el pediatra si el menor comienza con síntomas que se agravan en pocos días y recuerdan que los niños solo deben recibir los medicamentos prescritos por su médico o pediatra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *