«¡La burka no es nuestra!»; mujeres protestan en Afganistán

«Queremos vivir como seres humanos, no como animales», expresó una de las manifestantes. La última vez que fue obligatorio utilizar la burka en Afganistán fue durante el periodo comprendido entre 1996 y 2001. Según dictamina la ley islámica, una mujer deberá cubrirse desde su primera menstruación.

Como rebelión contra el mandato que obliga a las mujeres de Afganistán a cubrirse de pies a cabeza mientras estén en público, al menos una decena de ellas se manifestaron en las calles de Kabul para negarse a seguir con este decreto, aprobado por el jefe supremo del Talibán.

“Queremos vivir como seres humanos, no como animales, encerradas en un rincón de las casas”, expresó en público una de las protestantes que se identificó como Saira Sama Alimyar, en tanto se escuchaba el coro de otras mujeres bajo la consigna de: “¡Justicia, justicia! La burka no es nuestra”.

Aunque uno de los carteles que más llamó la atención fue uno que decía: “¿Por qué asesinaron a  Zainab?”, en el que se hacía referencia a una joven que falleció esta semana mientras regresaba a su casa tras asistir a una boda y los talibanes decidieran balear el automóvil en donde se trasladaba; el trágico suceso se escenificó con una joven que portaba un burka blanco con sangre.

La última vez que fue obligatorio utilizar la burka en Afganistán fue durante el periodo comprendido entre 1996 y 2001. Según dictamina la ley islámica, una mujer deberá cubrirse desde su primera menstruación, que según las creencias es el momento en el que llega a una edad adulta y se vuelve un objeto del deseo para los hombres.

El uso obligatorio de la burka es la más reciente restricción impuesta por el Talibán que, desde abril de 2022, lanzó una serie de medidas como, por ejemplo, negarle el derecho a las mujeres a viajar solas, “recomendar” a las televisoras no transmitir películas en las que se incluya a mujeres o prohibir que hombres y mujeres se encuentren en parques públicos al mismo tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *