En Asia, 40% de los murciélagos tiene un origen desconocido

Un estudio publicado en Frontiers in Ecology and Evolution advirtió que se deben encontrar las ubicaciones de los murciélagos, ya que pueden albergar virus similares al Covid-19.

Un estudio publicado en Frontiers in Ecology and Evolution, realizado por varios institutos académicos y científicos de China, descubrió que pueden existir varias especies de murciélagos de herradura desconocidas en el sureste de Asia, como los murciélagos que causaron el Covid-19; aproximadamente, 40% de las especies de murciélagos en Asia “no se ha descrito formalmente”.

Los murciélagos de herradura, miembros de la familia “Rhinolophinae”, se caracterizan por captar y propagar muchos virus zoonóticos, es decir “son transmisibles naturalmente desde animales vertebrados al ser humano. La estrecha interacción entre hombres y animales, por el aumento de la actividad comercial y la movilización, han propiciado una mayor diseminación de las zoonosis”, establece la OMS.

Mediante un análisis genómico, los autores del estudio aseguraron que la oportuna y correcta identificación de estas especies puede ayudar a marcar los puntos geográficos con alto riesgo de enfermedades zoonóticas.

La bióloga de la Universidad de Hong Kong y coautora del estudio, Alice Hughes, señala que la identificación de las especies desconocidas de murciélagos puede dar respuesta a las interrogantes del origen del Covid-19 y buscar especies que puedan albergar o propagar virus que sean parientes del SARS-CoV-2.

Los virus que son parientes más cercanos del SARS-CoV-2, según el estudio, se encontraron en murciélagos “Rhinolophus affinis”, que también forman forman parte de la familia “Rhinolophinae”, y en tres especies más de murciélagos de herradura.

Hughes y su equipo de investigadores comenzaron el estudio para entender detalladamente la diversidad de murciélagos en Asia y buscar formas sistemáticas para identificarlos; es así que desde 2015 y hasta 2020 capturaron murciélagos en China y Asia.

En la realización del estudio, registraron medidas y fotografías de las alas y la nariz de los murciélagos, así como las llamadas de ecolocalización para recopilar la mayor cantidad de datos posibles, sobre todo genéticos.

La curadora del Museo Americano de Historia Natural de Nueva York, Nancy Simmons, refirió que 40% “es un número aleccionador, pero no terriblemente sorprendente. Los murciélagos rinolófidos son un grupo complejo”, luego de que la revista Investigación y Ciencia le preguntara acerca de los resultados del estudio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *