El Giuliani chilango… AMLO y la explosión controlada de América Latina

Vaya brete en el que metió AMLO al presidente Biden… y al mundo capitalista. Me refiero a la negativa de Andrés Manuel a participar en la Cumbre de las Américas si no se invita a Cuba, Venezuela y Nicaragua. Ello anuncia una nueva era en las relaciones entre América Latina y Estados Unidos.

El giro latinoamericano a la izquierda es ya imparable. Acabo de leer un texto en el Financial Times acerca de las elecciones de Colombia, que podría ganar el exguerrilero Gustavo Petro. El tono del articulo del diario británico es al mismo tiempo de espanto y de esperanza. Cito: “Si Petro gana en Colombia y si, como sugieren encuestas recientes, el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva logra lo que sería una victoria trascendental en octubre, las siete naciones más pobladas de América Latina, Brasil, México, Colombia, Argentina, Perú, Venezuela y Chile, estarán bajo el dominio de izquierda”.

Sobre Petro, el periódico considerado la Biblia del capitalismo dice: “Para algunos, incluso con los riesgos que eso implica, una victoria de Petro podría ser preferible a continuar con el statu quo”.

El FT da voz a Alejandro Gaviria, ex rector de la Universidad de Los Andes de Bogotá, una de las mejores de América Latina: “Estamos durmiendo en la cima de un volcán. Hay mucha insatisfacción. Podría ser mejor tener una explosión controlada con Petro que embotellar el volcán. El país está exigiendo un cambio”.

Creo que gracias a AMLO los sectores neoliberales de Latinoamérica y del resto del mundo, Estados Unidos incluido, cada día ven con menos preocupación —y con mayor esperanza— la explosión controlada que los gobiernos de izquierda representan.

López Obrador todo lo ha cambiado en México, pero su revolución, sin duda radical, ha sido tan cuidadosamente ejecutada, que el país ha resistido con estabilidad económica, que es fundamental para la gobernabilidad democrática.

Si Petro sabe hacer las cosas en la lógica de AMLO, podrá transformar todo en Colombia, permitiendo que se mantenga lo básico, que es lo que sostiene al sistema. Lula sabrá hacerlo también. Boric en Chile apunta en esa dirección.

Gobiernos de izquierda fallidos —Venezuela, Argentina, la misma Cuba— tendrán que reinventarse, si quieren ser viables, aprendiendo del ejemplo de AMLO, quien lo ha cambiado todo sin dinamitar los fundamentos de la economía.

Creo que Biden entenderá que la no participación de AMLO en la Cumbre de las Américas es solo un anuncio de lo que viene en la relación de Estados Unidos con una Latinoamérica de izquierda… una izquierda que será catastrófica si sigue el modelo venezolano, pero que será positiva para todos si el estallido de las transformaciones se da de manera controlada, sí, como lo ha hecho Andrés Manuel en México.

# SDPNoticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *