Célula de los Arellano Félix asesinó a Lourdes Maldonado y Margarito Martínez: SSPC

Ricardo Mejía Berdeja comentó que en el caso de los periodistas asesinados durante el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, se tiene que actuar siempre con la verdad y no magnificar hechos “con afanes de carácter político o de otra naturaleza”.

El subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Ricardo Mejía Berdeja, informó que en el caso de los seis periodistas asesinados este año, hay 19 presuntos responsables detenidos, de los cuales 16 han sido vinculados a proceso penal.

Aseguró que los periodistas Lourdes Maldonado y Margarito Martínez fueron ejecutados, en Tijuana, Baja California, por una célula del cártel de los Arellano Félix.

Además, dijo que el móvil del asesinato de la periodista Lourdes Maldonado, ejecutada el 23 de enero de este año, se debió a que la comunicadora denunció a una banda de vendedores de droga que operaban cerca de su domicilio y que forman parte de un remanente del cártel mencionado, liderados por un sujeto apodado “El Cabo 16”, quién ya fue detenido junto a otros nueve integrantes de la célula delictiva.

“Llegaban patrullas, perseguían a estos sujetos y en represalia por esa actuación responsable, cívica, de Lourdes Maldonado, de denunciar estos hechos delictivos, la habrían victimado”, indicó el funcionario federal.

ncluso, señaló que los mismos miembros del grupo delictivo, habrían asesinado al fotoperiodista Margarito Martínez, sin especificar la causa de este crimen ocurrido el 25 de enero de este año.

En la conferencia mañanera, el funcionario federal comentó que en el caso de los periodistas asesinados durante el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, se tiene que actuar siempre con la verdad y no magnificar hechos “con afanes de carácter político o de otra naturaleza”.

Por ello, reprochó a los miembros del parlamento Europeo por no rectificar y atenuar su posición, a pesar de que el gobierno de México ha dado muestras que los asesinatos de periodistas no quedarán impunes y destacó las detenciones de presuntos responsables, así como la vinculación a proceso de inculpados para esclarecer estos crímenes.

“Y esto también es impunidad, porque no se puede señalar actos y luego no reconocer cuando hay detenciones. Es el caso de la resolución que en su tiempo emitió el Parlamento Europeo el 10 de marzo donde, sin tomar en cuenta las acciones de las autoridades mexicanas para esclarecer estos casos, sin ninguna consideración de esa naturaleza calificó al Gobierno de México y criticó de manera infundada, porque no había elementos, como el año más mortífero a este año en materia de homicidios de periodistas”, criticó Mejía Berdeja.

Luego, informó que en el caso del periodista José Luis Gamboa, asesinado el 10 de enero de este año en el estado de Veracruz,  se detuvo a su sobrino identificado como Eduardo, quien es señalado como responsable del homicidio y atribuyó el crimen a “rencillas” por problemas familiares y hereditarios con el comunicador victimado.

“José Luis Gamboa en su tiempo denunció algunas conductas del sobrino vinculadas a situaciones ilícitas. Y todas las investigaciones, todos los peritajes dan cuenta que Eduardo junto con otra persona habrían privado de la vida en el puerto de Veracruz a José Luis Gamboa”, sostuvo Mejía Berdeja.

Sobre el caso de Heber Fernando López, asesinado en Salina Cruz, Oaxaca, cuyo proceso sigue en etapa de investigación complementaria, dijo que el análisis del contexto y el trabajo periodístico determinó que el móvil del asesinato habrían sido publicaciones que agraviaron a un grupo delictivo que «está atrás” de los autores materiales y que se tiene identificado a un posible autor intelectual.

En el caso del periodista Juan Carlos Muñiz, de Fresnillo, Zacatecas, se detuvo a Emanuel de Jesús “El Piro”, quien está vinculado a proceso y continúan diligencias ministeriales en la investigación complementaria.

Mientras que, en el crimen de Armando Linares López, hay dos órdenes de aprehensión y búsqueda que ha emitido la Fiscalía General de Michoacán y se ofreció recompensas por los presuntos responsables, identificados como Carlos Gerardo, quien es el autor material, y Magdiel, quien facilitó la logística para cometer el asesinato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *