Un año sin justicia para Deisy Itzel, otro feminicidio impune en el sur de Veracruz

Un año ha transcurrido y el feminicidio de Deisy Itzel Garmendia Martínez continúa impune, convirtiéndose así, en solo una cifra más para las autoridades veracruzanas.

Sentada frente al altar de su hija, con mucho dolor, angustia y coraje, Julia Fernanda Martínez recuerda aquel 13 de septiembre del año pasado cuando recibió la noticia: su niña de 16 años de edad había sido asesinada a cuchilladas en manos de su pareja Sael Delgado Acosta con quien se había ido a vivir al municipio de San Juan Evangelista en el sur de Veracruz, su cuerpo estaba exhibido, semidesnudo y en plena vía pública.

«No he tenido ningún avance de las autoridades competentes, no he sabido nada, es lamentable que este feminicidio quede sin castigo, solo es una cifra más, por ello pido justicia porque el asesino anda suelto», reprocha.

Previo a una misa efectuada en memoria de Deisy Itzel; la señora Fernanda Martínez cuenta a Diario del Istmo que no asimila aún porqué Sael cometió tan aberrante acción, más de 36 puñaladas le asestó a la propia madre de su hijo de 10 meses, aparentemente bajo los  efectos del alcohol o alguna droga.

En ese sentido agrega que el agresor nunca mostró señales de ser violento. «Un día llegó a trabajar al negocio de mi pareja porque se había quedado sin empleo, ahí conoció a mi hija,  él me decía suegra me voy a casar con su hija, yo rechazaba eso porque mi hija era una niña, yo quería que siguiera estudiando la prepa, darle una carrera corta… pues que tuviera algo con que defenderse ante la vida pero todo salió al revés, resulta que se embaraza».

«Él se hizo cargo, la verdad, pero al nacer el bebé fue donde empezaron los pequeños problemas, los detalles, el desenlace fue muy horrible, siento que ella no merecía una muerte así, no sé qué fue lo que pasó, ahí si ignoro… pero esta es mi realidad, una realidad que duele que ahí está presente, que da rabia y coraje que las autoridades no hagan nada, que para ellos el dolor de uno no valga la pena, como madre, estoy muy decepcionada de las autoridades porque no hacen nada al respecto todo se queda ahí al ahí se va, todo dejan a medias, no hay ninguna respuesta favorable»

«este es mi sentir, mi dolor, mi dolor lo he convertido en rabia y coraje hacia las autoridades competentes, que para ellos, le vuelvo a repetir, es una cifra más de este feminicidio y de todos los que han pasado, aun así aquí estamos de pie, la fuerza me la da mi angelito, y hasta que Dios nos permita estar aquí, aquí vamos a estar».

La afligida madre que solo clama justicia, denuncia que hasta el momento no ha recibido noticias sobre avances por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE) en el área Especializada en Delitos Sexuales y contra la Familia de Acayucan, aunque se sabe a través de fuentes conocedoras del caso, que la Policía Ministerial del Estado ha implementado algunos operativos de búsqueda en lugares donde probablemente se esconda Sael quien cuenta con orden de aprehensión, sin embargo no han tenido resultados positivos pese a la presión ejercida en dos ocasiones a través de manifestaciones y marchas pacificas por parte de un grupo de jóvenes feministas.

«Ellos creen que mataron a un animalito, pero la memoria no es una pizarra que se puede borrar y seguir, sé que nada va a devolver la vida de mi hija pero por lo menos que el responsable pague lo que hizo».

Un año sin justicia para Deisy Itzel, víctima de feminicidio en el sur de Veracruz.

#Diariodelistmo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *