Reo y carcelera se escapan juntos; tras 11 días de fuga, él fue recapturado y ella se suicidó

Para huir de prisión, el recluso Casey White contó con la complicidad de Vicky White, una directiva del sistema correccional de Alabama, en un caso que acaparó la atención de los medios estadunidenses

Después de 11 días de haber huido de Alabama, y tras una persecución en Evansville, Indiana, Estados Unidos, el recluso Casey White y su cómplice, la empleada de la cárcel de Florence, Vicky White, terminaron acorralados.

Pero mientras el sentenciado por asesinato se rindió y fue capturado, la carcelera se suicidó.

Supuestamente, Casey y Vicky tenían una “relación especial” que comenzó dos años atrás y, por eso, se dieron a la fuga juntos.

La supuesta revisión mental de Casey fue un invento de Vicky para engañar a sus compañeros. Al salir de todos los retenes de seguridad, decidieron huir juntos. Seis horas después, sus colegas se dieron cuenta de que no volverían a la cárcel.

De acuerdo con CNN, la historia comenzó el 29 de abril, cuando las autoridades del condado de Lauderdale comenzaron a buscar a Vicky y Casey White, quienes desaparecieron cuando se dirigían al tribunal alrededor de las 9:30 horas, para la supuesta evaluación.

Vicky, subdirectora correccional del condado de Lauderdale, escoltó a Casey, que se encontraba esposado y con grilletes cuando subió a la patrulla de la carcelera, quien a su vez coordinaba todos los transportes desde el centro de detención hasta el tribunal.

La directiva rompió el protocolo pues Casey, detenido por cargos de asesinato, solamente estaba acompañado por ella y no por dos agentes que debían estar con él en todo momento.

El lunes 2 de mayo, Rick Singleton, sheriff del condado de Lauderdale, informó que White era buscada por cargos de permitir o facilitar una fuga en primer grado.

El viernes 6 las autoridades anunciaron un hallazgo clave: en un lote de autos había sido abandonado un vehículo en el que presuntamente huyó la pareja.

El lunes las autoridades presentaron nuevos cargos contra Vicky White, derivados de que ella habría utilizado falsificado su identidad para comprar el vehículo que se utilizó para la fuga, un Ford Edge 2007.

Ese mismo día, el Servicio de Alguaciles de EU publicó imágenes del hombre que creían era Casey, captado por una cámara de vigilancia en un lavado de autos en Evansville, Indiana, hasta donde se trasladó la búsqueda.

Fue en este estado en el que, de acuerdo con CNN, finalmente se ubicó a la pareja y se inició una persecución en un auto. Cuando los detuvieron, Vicky tenía heridas de bala supuestamente causadas por ella misma. Fue hospitalizada, pero falleció por las lesiones.

Dave Wedding, alguacil del condado de Vanderburgh, dijo este martes 10 de mayo que, según la investigación inicial, las autoridades creen que Vicky puede haberse quitado la vida, pero anunciaron que se esperaría a que la oficina del forense examine el cuerpo para hacer una confirmación.

Según reconstrucciones de los hechos, los fugitivos habrían estado en Alabama durante al menos una semana, hasta que fueron encontrados tras ser vistos en el hotel de Evansville, Indiana.

Wedding relató que los fugitivos atravesaron un estacionamiento antes de conducir a los oficiales por un campo de hierba en el que pudieron acorralarlos en una zanja. Casey confesó que habían planeado un tiroteo con la policía si los perseguían.

Tras chocar el vehículo, Weeding subrayó que la investigación preliminar arrojó que Vicky se suicidó, mientras que Casey se rindió cuando los oficiales se acercaron al automóvil.

También indicó que ambos habían pagado una estadía de 14 días en el hotel, pero estuvieron al menos una semana. Asimismo, comentó que no cree que alguno tenga parientes, amigos o conocidos en el condado de Vanderburgh.

Los policías encontraron varias armas y pelucas para ocultar su identidad, así como 29 mil dólares en efectivo en el Ford.

En septiembre de 2020, Casey fue acusado de asesinato después de que se alegara que había matado a puñaladas a Connie Ridgeway. Cumplía además una condena de 75 años en relación con una serie de delitos que cometió en 2015, incluidos allanamiento de morada y robo de auto.

Para poder huir, según la policía, Vicky vendió su casa por 100 mil dólares y vació su cuenta bancaria. Se jubilaría el 29 de abril, el día que ayudó a escapar a Casey, señaló WRTV.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *