Pesó medio kilo al nacer y pudo sobrevivir

Córdoba, Ver.- Al filo de la muerte, con un constante miedo de perder a sus hijos, así es como viven los primeros días de vida los papás de bebés prematuros.

Este año el número de bebés que nacen de forma prematura aumentó a cinco al mes en el Hospital General de Zona (HGZ) No. 8 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), informó el doctor Augusto Rafael Aguilera, pediatra neonatólogo.

Las posibles causas de estos nacimientos refiere el doctor puede deberse a que en el confinamiento por la pandemia de Covid-19 las madres dejaron de acudir a sus citas pre natales, factor que afectó el seguimiento a los bebes.

Enfermedades como preeclampsia, en las vías urinarias e infecciones vaginales, son algunos de los factores que incrementan la posibilidad de partos prematuros.

«Se debe hacer mucha consciencia en las mamás para que lleven su control prenatal, saber si tienen la presión alta, diabetes, llevar un control nutricional, todo esto aunado a las medidas de sanidad contra Covid-19», explicó el doctor Aguilera.

Nació pesando 560 gramos, Lizbeth se aferró a la vida

Mónica y Lizbeth Alejandra no se soltaron y tomadas de la mano salieron del hospital esta semana, hoy son un caso de éxito que celebraron los médicos del Hospital General de Zona (HGZ) No. 8 del IMSS.

Mónica relata que no sabía que estaba embarazada, tras llegar al hospital pensando que sus dolores eran por la presión alta que padece, sin embargo, al acudir a consulta a la clínica No. 61 en Córdoba le informaron que se encontraba embarazada y con preeclampsia.

Fue el 3 de marzo que ingresó al hospital pero cuatro días después decidieron realizarle una cesárea para salvar la vida de ambas es «las esperanzas de vida de mi hija eran mínimas, lo que fue devastador para mi esposo y para mí”, expresó.

Con solo 30 centímetros de talla y 560 gramos de peso, la pequeña luchó para quedarse con su familia.

Al superar esos días, 114 días después la madre y su hija con 60 centímetros de talla y un kilo 800 gramos de peso lograron irse de alta a su nuevo hogar.

Este logro no solo es de ellas, pues el personal dedicado a los neonatos y Pediatría pusieron su mejor esfuerzo y todo su profesionalismo para lograr este milagro de vida.

«Las posibilidades de sobrevivencia de la pequeña eran mínimas; sin embargo, el equipo multidisciplinario integrado por neonatólogos, pediatras, enfermeras, nutricionistas, entre otros especialistas, aplicó su mayor esfuerzo para sacarla adelante», finalizó el neonatólogo.

#Diariodexalapa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *