Pedro Castillo pidio respaldo a la ley sobre castración química a violadores

La Defensoría del Pueblo de Perú, por su parte, ha calificado la propuesta como «ineficiente» y ha recordado que Perú ya cuenta con «las máximas penas».

El presidente de Perú, Pedro Castillo, llamó al Congreso para que dé su “respaldo” a la ley sobre castración química para los violadores de menores de edad alegando que la propuesta es “un clamor popular”.

“Esta propuesta será formalizada en los próximos días, esperamos el respaldo del Congreso y que no le dé la espalda a un clamor popular”, dijo Castillo, quien sostuvo que la tarea del gobierno es “proteger y defender la vida de los peruanos” por encima de “cualquier interés o cálculo político”.

El presidente ha incidido en que, fruto de la mala gestión política, Perú lleva años siendo golpeado por la pobreza, la desigualdad, la corrupción, las drogas y el abuso sexual de mujeres y menores, según recoge la emisora peruana RPP.

En este punto, el mandatario dijo que bajo su gobierno se está trabajando en resolver estos “grave problemas” y ha mostrado su firme condena y rechazo contra aquellos que agreden y abusan de la población menor. Así, ha subrayado que se están dando los pasos políticos adecuados hacia la prevención y erradicación de la violencia en este sentido.

El gobierno de Perú informó hace dos días sobre los planteamientos para aprobar una ley que permita la castración química para los violadores de menores de edad, adolescentes y mujeres, después del caso de secuestro y violación de una niña de tres años que ha conmocionado al país.

“Basta ya de tanta violencia, los crímenes de violencia sexual contra los niños y niñas no serán tolerados por este Gobierno, ni quedarán impunes. El dolor de esta familia también es el nuestro, me siento indignado ante tanta crueldad”, afirmó entonces Castillo.

Para llevar adelante la propuesta y que se legalice este tipo de pena el Ejecutivo necesita la aprobación del Congreso de la República, por lo que ha pedido a los parlamentarios que la respalden. Castillo ha basado parte de su apoyo a la ley en que la medida ya es legal en países como Rusia, Estados Unidos (donde siete estados lo permiten), Polonia, Corea del Sur, Indonesia y Moldavia.

La Defensoría del Pueblo, por su parte, ha calificado la propuesta como “ineficiente” y ha recordado que Perú ya cuenta con “las máximas penas”, como la cadena perpetua, y que lamentablemente no han disuadido a los agresores. Así pues, desde el organismo apuestan por otras soluciones vinculadas a la educación sexual con enfoque de género. “Hay que dar las herramientas adecuadas de educación para que ningún niño, ninguna niña pueda ser violentado”, han remarcado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *