Delitos derrotaron a ediles de los principales municipios poblanos

Los presidentes municipales de nueve de los diez municipios más importantes de Puebla cerrarán sus administraciones sin haber logrado disminuir la incidencia delictiva, lo que no impidió que una alcaldesa lograra reelegirse.

Se trata de los presidentes municipales de Acatlán, Atlixco, Huauchinango, Izúcar de Matamoros, Puebla, San Andrés Cholula, San Pedro Cholula, Tehuacán y San Martín Texmelucan.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp), nueve de los municipios citados cerrarán sus administraciones en octubre con una tasa de delitos superior a la que había cuando tomaron el cargo, excepto el caso de Chalchicomula de Sesma en donde reportó una disminución.

El municipio de Acatlán de Osorio fue gobernado por la morenista María del Carmen Nava Martínez desde octubre de 2018, pero en las pasadas elecciones el perredista Arturo Cajica Gómez salió victorioso y tomará el cargo en octubre próximo.

Cuando Nava Martínez tomó el cargo, el municipio de Acatlán había registrado 181 delitos entre enero y septiembre de 2018, es decir, una tasa de 47.7 delitos por cada 10 mil habitantes o un promedio de 20.1 delitos denunciados al mes.

El desempeño en materia de seguridad pública revela que aunque la incidencia delictiva fue baja en la recta final de su administración hubo un aumento de 12.1 por ciento en el número de delitos denunciados.

Entre enero y agosto de este año, el gobierno de Nava Martínez registra 203 delitos denunciados, con una tasa de 53.5 delitos por cada 10 mil habitantes y un promedio de casos al mes de 25.3 delitos denunciados.

Atlixco

El municipio de Atlixco es uno de los más grandes en población y más importantes económicamente, en la región metropolitana de Puebla, sin embargo también cuenta con una deficiencia en materia de seguridad pública que heredará el panista Guillermo Velázquez Gutiérrez a la morenista Ariadna Ayala.

Cuando Velázquez Gutiérrez llegó a la presidencia municipal, Atlixco había registrado 764 delitos denunciados entre enero y septiembre de 2018, para una tasa de 53.9 delitos por cada 10 mil habitantes y un promedio de 84.9 delitos al mes.

Pero ahora que Guillermo Velázquez deje su cargo, heredará una incidencia delictiva de 1 mil 442 delitos cometidos entre enero y agosto, lo que representa una tasa de 101.7 delitos por cada 10 mil habitantes y 180.2 delitos al mes.

El municipio de Chalchicomula de Sesma, también conocido como Ciudad Serdán, es el único municipio de la lista que no heredará problemas de inseguridad, pues los índices son inferiores que los que la demarcación tenía cuando empezó la actual gestión.

En 2018, Carlos Augusto Tentle Vázquez ganó la elección y tomó el municipio con 372 delitos denunciados entre enero y septiembre, que equivale a una tasa de 78.5 delitos por cada 10 mil personas y un promedio de 41.3 delitos cada mes.

En octubre próximo, el exdiputado y expresidente municipal de Tlachichuca, Uruviel González Vieyra, tomará las riendas del municipio que entre enero y agosto de este año ha registrado apenas 290 delitos, es decir 61.1 por cada 10 mil habitantes y 36.2 denunciados al mes.

Gustavo Vargas Cabrera fue uno de los pocos alcaldes de Morena que no buscó la reelección, por lo que en octubre próximo dejará su cargo a Rogelio López Angulo.

Entre enero y septiembre de 2018, antes de que Vargas Cabrera tomara la presidencia municipal, Huauchinango registraba 519 delitos denunciados, es decir, 49.9 casos por cada 10 mil habitantes y 57.6 cometidos en promedio al mes.

La incidencia delictiva durante la gestión del morenista tuvo el segundo incremento más alto de los municipios enlistados, pues en la recta final de su administración el municipio de Huauchinango registra 853 delitos de enero a agosto de este año, que quiere decir 106.6 delitos al mes en promedio, es decir 82.1 delitos por cada 10 mil habitantes.

Izúcar de Matamoros

El municipio de Izúcar de Matamoros tendrá una nueva presidenta municipal en octubre próximo. Originalmente, el municipio eligió a Melitón Lozano Pérez, pero dejó el cargo en junio de 2019 cuando fue llamado para ser secretario de Educación Pública estatal y dejó el cargo en manos de Benjamín Hernández Lima.

Antes de la gestión municipal actual, entre enero y septiembre de 2018, en Izúcar de Matamoros se denunciaron 768 delitos, que equivale a 85.3 delitos al mes y una tasa de 92.7 delitos por cada 10 mil habitantes.

Para cuando la morenista Irene Olea Torres tome el cargo en octubre próximo, heredará un municipio con una incidencia delictiva similar a la que recibió su antecesor.

Entre enero y agosto de este año en Izúcar de Matamoros se han denunciado 701 delitos, con 84.6 delitos por cada 10 mil habitantes y 87.6 delitos en promedio al mes. Esto quiere decir que si se mantiene el promedio de delitos mensuales, para septiembre el número de delitos será similar o ligeramente superior al que había en 2018.

Puebla

El caso del municipio de Puebla es parecido al de Izúcar de Matamoros, pues el gobierno de Claudia Rivera Vivanco no logró disminuir los delitos de forma sustancial y entregará el cargo a Eduardo Rivera Pérez con una incidencia delictiva similar a la que había cuando ella llegó a la presidencia.

Entre enero y septiembre de 2018, en Puebla se registraron 19 mil 215 delitos, equivalentes a 113.5 delitos por cada 10 mil habitantes y 2 mil 135 delitos en promedio al mes.

Pero entre enero y agosto de este año, el gobierno de Puebla reporta 18 mil 919, es decir 296 delitos menos que antes de que Claudia Rivera llegara al cargo, sin embargo en este 2021 el promedio de delitos es de 2 mil 364 casos al mes, por lo que estadísticamente las cifras de incidencia delictiva en septiembre serían similares o apenas superiores a las del 2018.

San Andrés y San Pedro Cholula

Tanto San Andrés como San Pedro Cholula votaron por la alternancia política y en ambos municipios llegará una administración panista, a cargo de Edmundo Tlatehui y Paola Angón, respectivamente.

En San Pedro Cholula, Luis Alberto Arriaga Lila recibió un municipio con 1 mil 40 delitos entre enero y septiembre de 2018, es decir, 115.5 casos mensualmente. Pero ahora que concluya su gestión, dejará a San Pedro Cholula con 196.9 delitos al mes, derivado de un acumulado de 1 mil 575 delitos entre enero y agosto del presente año.

Por lo que hace a Karina Pérez Popoca, el promedio de delitos en San Andrés Cholula era de 169.2 delitos al mes ya que entre enero y septiembre de 2018 se denunciaron 1 mil 528 delitos. En este 2021, su municipio ha reportado 1 mil 900 delitos en los primeros ocho meses, es decir, 237.5 delitos al mes, en promedio.

#E-consulta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *